Da la espalda sin temor

0
53
Imagen de Pixabay.com

Como mujeres, hay varias cosas de nuestro aspecto que nos preocupa. Una de ellas es, por supuesto, nuestra parte posterior. No todas hemos sido privilegiadas por la naturaleza en esta zona, así que no siempre podemos lucir como queremos.

Estamos claras que una ropa puede ser muy linda, pero si no favorece la figura, de nada sirve. Es por ello que cuando no tenemos un hermoso trasero, hacemos cualquier cosa para moldearlo. Desde cremas, masajes, inyecciones, ejercicios hasta tratamientos quirúrgicos. Muchas de estas alternativas pueden ser muy peligrosas, por lo que hay que tener cuidado de lo que hacemos para mejorar nuestra apariencia.

También hay otras opciones más simples, como usar ropa interior con relleno, pero sabemos que cuando tenemos que quitárnoslas, se pierde el encanto. Además, cuando queremos disfrutar de una relación íntima, se convierte en una verdadera complicación.

El no sentirnos cómodas con nuestra apariencia hace que se vea reflejado en nuestra autoestima, lo que va a influir en la manera en que nos relacionamos con los demás. Especialmente con la pareja, pues nos cohíbimos de entregarnos por completo, ya que los complejos son mayores que la pasión.

banner-gluteos-de-escandalo

Esto es lo que estaba viviendo Sofía Santeliz. Su falta de atributos físicos la llevaron a sentirse insegura, con muchos miedos y ansiedades. Aceptar invitaciones a la playa o a la piscina, por ejemplo, era prácticamente un sacrificio. Lidiar con su apariencia posterior no era nada fácil, pues los complejos siempre estaban allí.

Probó de todo, masajes con cremas carísimas, ejercicios específicos para aumentar esta zona, en fin, nada de ello dio resultado. Hasta que, en unas vacaciones, decidió visitar Río de Janeiro. A pesar de su temor a lucir un traje de baño, amaba la playa, así que se olvidó de sus propias inseguridades y se puso como meta disfrutar del ambiente.

Pero cuando llegó, se llevó una sorpresa. ¡Todas las brasileñas tenían un derriere increíble! A donde mirara no había mujer que no luciera un trasero de ensueño. Algo tenían que haber hecho para lograrlo. Así que decidió indagar al respecto. Empezó a entrevistar a muchas mujeres. Quería saber si era la dieta, o muchas horas en el gimnasio, tal vez todas habían pasado por el quirófano.

Lo que descubrió cambió su vida. Nada de lo anterior tenía que ver con su atractiva apariencia. El secreto era totalmente natural. Los consejos que recibió en Brasil le funcionaron perfectamente cuando comenzó a aplicarlos en sí misma. Los resultados fueron tan increíbles y en tan poco tiempo, que decidió darlos a conocer.

Fue así como recopiló toda la información en un interesante libro que tituló Glúteos de Escándalo. Allí podrás conocer todos los secretos que cambiarán tu vida para siempre.

Si quieres aumentar tus glúteos Haz Clic Aquí

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*